domingo, febrero 7

skatós II

Nuevamente
permanecí silente y descalza sobre el inmune huerto

Esta vez indagaba:
¿Argumenta el Homo con ciencia de aire e hincha su vientre de solano, replicando con vocablo sin utilidad y términos sin provecho?
¿Hasta cuándo existirá el escollo en las dicciones?
¿Hasta cuándo se hallará tropiezo entre las ánimas?

un abismo llama otro abismo

y la naranja podrida gira incansable, atestada de hollín, sitiada de espíritus vacíos, lamedores del codiciado néctar.

Muchedumbres enfilan al despeñadero
-ya nadie gobierna su propio cuerpo-
La mayoría duerme, el resto cabecea
Y nuevamente pensé

¿Discernirá el estiercol el lugar que le atañe?

Es probable.


*