martes, febrero 9

ojo humano

Contrario al albor que cala pupilas
la vaga lumbre
discrepa su origen
¡Insaciable!
falaz perspectiva que deforma la verdad

Y así forjó su camino
Adornando senderos para hallar amor
con blancos mantos
que cubren maldades

Henchidos de sí
emancipados
de aquel que lo formó
Caviló ideologías reprobadas
y se halló abismado

Profesar a ciegas el juicio de otro mortal
Es un acto nefasto


¿Qué ojo ve más allá de la mente?





Exordio de maldad


Enjambres
-discernimientos reprobados-
Atisbaron tras la puerta
Irrumpieron el deseo
Y se acoplaron en tu carne

¿Cómo fue que caíste?

Se enalteció tu corazón
Jactancioso
-Poluto-

Colmado de sabidurías fatuas
Huecas
Viles
Desordenadas
Corruptas
…Abismadas

Entregado a merced de corrientes fuertes
Confiriendo vuestro cuerpo a la inmundicia

¿Ahora Quién te Maneja?
.
.
.

Exordio de maldad II

¿Será positiva la presencia del mal en el cosmos?
.
.
.
Lo frágil sucumbe ante lo impío, y la manzana podrida gira incansable, atestada de hollín, cercada de espíritus vacíos, lamedores de la codiciada savia

_ ¡Insaciable es vuestro apetito!_
¿Con qué provecho nos suprimes?

-Humanos- con cuerpos a merced de corrientes fuertes, extirpados desde raíz, ¡reprobados por la supremacía!
...¿irrefutablemente libres?

Oh! finita iniquidad, contaminaste nuestras aguas

_ ¡Vuestro fuego es inclemente!_

¿Hasta cuándo malversarás la carne?
¿Acaso alguien sobrevivirá?

(y me respondió)

No todo ha sido voluble, y este fuego ha de purificar lo real
De entre lo vil saldrá lo puro
Solo permanecerá lo auténtico

-las joyas-
.
.
.

domingo, febrero 7

¡Vida llena de apariencias!

Humana vida…
Irrefutablemente vana
Multitudes caminando hacia el despeñadero

Los cuerpos se mueven sobre corrientes fuertes

Uno sobre el otro
Codiciando gloria

Raza humana:

¿Cómo fue que caíste al abismo?
¡Ahora nadie tiene potestad sobre su propio cuerpo!

Atrapados
dentro de lo mortal
dentro de lo etéreo

¡Sin despertar de esta maldita hipnosis!

Quizás cuando lo hagas
Preferirás la abstracción

Carpe diem



*

skatós

Cuando los polos yuxtaponen
-la tierra desaparece-

Y el hombre.
Revela el vacío recurrente que lo adosa y lo seduce hacia abismo.

Si la reprobación y el indulto son lo mismo, 
sino hay diferencia entre la elevación y la bajeza,
la existencia humana pierde sus dimensiones, 
volviéndose intolerablemente insustancial.

El hombre, en colosal inercia
Oscila en atracción hueca
Con movimientos tan ligeros como insulsos
Sin poder precisar cuando remonta o declina.

-solo suspensa entre la gloria y el limbo-

por esta razón, es probable que la mierda
discierna mejor el lugar que le atañe.

*

skatós II

Nuevamente
permanecí silente y descalza sobre el inmune huerto

Esta vez indagaba:
¿Argumenta el Homo con ciencia de aire e hincha su vientre de solano, replicando con vocablo sin utilidad y términos sin provecho?
¿Hasta cuándo existirá el escollo en las dicciones?
¿Hasta cuándo se hallará tropiezo entre las ánimas?

un abismo llama otro abismo

y la naranja podrida gira incansable, atestada de hollín, sitiada de espíritus vacíos, lamedores del codiciado néctar.

Muchedumbres enfilan al despeñadero
-ya nadie gobierna su propio cuerpo-
La mayoría duerme, el resto cabecea
Y nuevamente pensé

¿Discernirá el estiercol el lugar que le atañe?

Es probable.


*